La caída de autónomos en el comercio se ha intensificado. Los datos de la Seguridad Social lo demuestran y las asociaciones piden soluciones

El auge del ecommerce, representado en plataformas como Amazon o Aliexpress, ha tenido daños colaterales. Un sector afectado ha sido el autónomo del pequeño comercio, cuya caída se ha intensificado en lo que va de año. Los datos: actualmente hay 7.500 emprendedores menos frente a los 4.420 del mismo periodo del año pasado.

Así lo prueban las cifras disponibles en la Seguridad Social, donde se ve la variación de autónomos en el sector del comercio desde que comenzó el año hasta el pasado octubre (últimos datos disponibles).

Este periodo cierra con un saldo negativo de 7.468, mientras que se eleva a 10.827 en la comparativa interanual (octubre de 2018 frente al mismo mes de este año). En ambos casos se trata de peores cifras que las que se registraban en los mismos periodos de hace un año: 4.420 en el primer periodo y 9.275, en el segundo.

Unas cifras tras las que se encuentra mucho pequeño comercio y que se enmarcan en un año complicado para las ventas en las tiendas más pequeñas y para los autónomos, que hasta octubre mantenían una evolución modesta, 17.313 autónomos más, hasta los 3,2 millones.

Desde la Asociación de trabajadores autónomos (ATA) afirman que se trata de la tercera parte de lo que crecía por las mismas fechas del año, lo que supone un mal ciclo para el empleo y un mayor frenazo de la economía. Lorenzo Amor, presidente de la asociación, muestra su pesimismo sobre lo que puede suceder en el futuro si no se toman medidas. “O se actúa, o lo lamentaremos".

"La cifra total de pequeños comercios que han podido cerrar en el último año puede elevarse hasta los 15.000", estima por su parte el secretario general de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), Eduardo Abad, que lleva tiempo advirtiendo de una "burbuja del emprendimiento", especialmente en sectores sobredimensionados como es el caso del comercio.  "Es un sector muy atomizado que necesita una reconversión urgente", explica Abad a EFE.

Un sector que aglutina a muchos autónomos

Pese a los descensos, el comercio sigue siendo un sector que representa a muchos autónomos. Es el que más aglutina: cerca de 782.000, el 24 % del total en España.

Según los datos que ofrece el Directorio Central de Empresas (Dirce), 2018 terminó con 6.998 empresas de comercio activas menos que en 2017, una evolución marcada por la caída de los negocios sin asalariados que se redujeron en unos 10.000 y que, vista la evolución hasta octubre, podría superarse este año.

Detrás de tantas bajas, hay varios factores. Para empezar, un cambio en los hábitos de consumo con un creciente peso del comercio online, así como el descenso de rentas en la última crisis. Y junto a eso, la falta de formación y modernización para hacer al pequeño comercio, al de proximidad, más competitivo.

Más datos para el pesimismo

La ralentización del crecimiento del negocio es otro hecho probado. El informe de la Confederación Española de Comercio (CEC) señala que el comercio minorista elevó sus ventas un 0,8 %, lo que significa situarse por debajo del 1,2% de un año antes.

De nuevo, si se mira al detalle, por modos de distribución se comprueba cómo el pequeño y mediano comercio es el más afectado. Fue el único formato en el que cayeron las ventas (descenso del 0,7%). UPTA pide concienciar al consumidor del impacto que puede tener la desaparición de este comercio de proximidad y la CEC reclama la declaración del comercio como sector estratégico de la economía.